Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización

Medina del Campo - Nava del Rey: 10,5 km

Desnivel acumulado de subida: 85 m / Desnivel acumulado de bajada: 61 m / Altitud máxima: 810 / Altitud mínima: 718 m


Croquis etapa 3 - Medina del Campo - Nava del ReyImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoComo ha quedado dicho, es en Medina del Campo donde los caminos de Levante y del Sureste en su propósito de alcanzar Santiago toman cada uno sus propios derroteros. Su último punto de contacto común hasta llegar allí es la iglesia de Santiago de Medina de Campo.


Desde ella, el Camino de Levante, cuya tradición se funda en ser el preferido por los peregrinos procedentes de Valencia y su entorno, lleva hacia Nava del Rey, Siete Iglesias de Trabancos, Castronuño y Villafranca de Duero hacia Toro y Zamora para entroncar con la Vía de Plata y proseguir por ella o por el Camino Sanabrés hacia Santiago de Compostela. Por su parte, los peregrinos procedentes de las costa suroccidental mediterránea y su entorno preferían transitar hacia Tordesillas, Villavieja del Cerro, Vega de Valdetronco, Mota del Marqués y Villardefrades y salir de la provincia por la localidad de San Pedro de Latarce. Tras dirigirse hacia Benavente buscan unirse al Camino Francés, en Astorga, o al Sanabrés para dirigirse hacia tierras orensanas.


El Camino de Levante sale de Medina del Campo por la plazuela que hay frente al templo, enlazando enseguida con la calle de San Lázaro, a cuyo final empezaremos a ver las primeras flechas amarillas pertenecientes ya a este camino. Inmediatamente después un paso elevado ayuda a salvar la vía para ponerse enseguida en paralelo a esta, encajonados entre el río Zapardiel, que corre por la derecha y la vía, por la izquierda del camino. Del otro lado del río y despuntando entre los chopos se ven los tejados de la Casa Blanca, palacete señorial construido por Rodrigo de Dueñas para el disfrute campestre a las afueras de Medina. Fue levantada a mediados del siglo XVI siguiendo el modelo italianizante de las mansiones de recreo que las clases pudientes se levantaban en medio de la campiña. Presenta, pues, un valor excepcional dado su carácter excepcional en la península. Como era habitual, la mansión, lujosamente decorada con valiosas yeserías y ornamentos, quedaba situada en medio de un paraje idílico en el que, como en este caso, no faltaban una alameda, un estanque, fuentes, establos, oratorio, casa del guarda… El nombre de Casa Blanca recuerda que fue residencia durante años de Blanca de Estrada, esposa de Francisco de Dueñas.


Iglesia de los Santos JuanesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEntre vía y río, sin posibilidad de pérdida, discurren los siguientes 4,6 km hasta alcanzar el caserío de Dueñas (N 41 19.313 W4 59.325), convertido en una finca bodeguera privada. Al llegar al cruce de caminos hay que tomar el que bordea un largo muro blanco en ligero ascenso. Tras pasar entre los dos caseríos que forman Dueñas de Arriba se inicia una larga y rectilínea pista agrícola que durante 3,3 km hay que proseguir sin desvíos hasta alcanzar el paso sobre la línea de AVE. De otro lado el viaje prosigue por la Cañada de Medina, de nuevo sin tomar ningún desvío, hasta entrar en Nava del Rey 3,4 km después.


Ya desde bien lejos se evidencia la notable envergadura de la iglesia de los Santos Juanes, cuya torre despunta como un cohete en posición de despegue entre los horizontes alomados que rodean la localidad. Buena parte de la magia que emana este templo se debe al hacer de Rodrigo Gil de Hontañón, que asumió la obra a mediados del siglo XVI cuando esta ya había comenzado. Su interior depara la sorpresa de un valioso retablo mayor, dedicado a los santos Juan Evangelista y Juan Bautista, con tallas que salieron de la mano de Gregorio Fernández. No menos notables son otros rincones del templo como la capilla de Pedro González, con el retablo del Llanto de Cristo Muerto, de influencia flamenca, o la churrigueresca sacristía.


Viñedo en Nava del ReyImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEsta localidad es famosa desde hace siglos por la calidad de unos vinos adscritos en la actualidad a la denominación de origen Rueda y que en el pasado eran degustados con fruición, muy en especial por la Casa Real, que siempre demostró hacia ella un cariño manifiesto. Tanto, que incluso el rey Alfonso XII se apeó en Nava del Rey para visitarla durante las vendimias de 1877, al mismo tiempo que las bodegas del Marqués de Viesca, Comisario Regio de Agricultura. No pasó mucho tiempo de aquello hasta que Nava recibió de la Corona el título de Ciudad. Y aunque la industria del vino ha cambiado mucho desde entonces, el callejeo por Nava ofrece la rara oportunidad de visitar uno de los pocos talleres artesanales que quedan dedicados a la fabricación de barricas. Está en la calle Seco.


Otro punto de interés en la localidad es la plaza Mayor, a la que se asoman, además de la propia iglesia, el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVIII, y un conjunto de soportales de corte tradicional, mucho más abundantes en el pasado que en la actualidad. En el garbeo por la localidad también salen al paso el convento de los Sagrados Corazones, la ermita de Nuestra Señora de la Concepción, la de la Vera Cruz –con los pasos de Semana Santa- o las distintas casonas señoriales que han pervivido al paso y peso de los siglos en distintos puntos del casco urbano.

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Avda. Ramón y Cajal, 5
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dipvalladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid