Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización

Ayuntamiento y Plaza MayorImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Íscar está situada en el extremo sureste de provincia de Valladolid, en el límite con Segovia, entre Olmedo y Cuéllar. El pueblo se halla enclavado al pie de un espigón de los páramos calizos, sobre el que se asienta su vieja fortaleza. En este lugar elevado, dominando la llanura pinariega surcada por los ríos Cega, Pirón, y Eresma, construyeron los primitivos moradores de Íscar un castro fortificado, datado en el periodo Calcolítico, hacia el año 2000 a.C.

En época romana y visigoda la situación de estas tierras en el itinerario entre Coca y Simancas determinó la existencia de pequeños poblados en pagos como Santibáñez, Villanueva, Prado de Mingo Vela y La Llosa. La historiografía del siglo XIX identificó Íscar con el municipio romano denominado Ipsca o Contributa Ipscense.

La primera mención escrita de Íscar tiene lugar en el año 939, al relatar las crónicas musulmanas el camino seguido por las tropas de Abderramán III para destruir los primeros asentamientos cristianos al sur del Duero: "... trasladándose luego a Hins que fue hallado abandonado, lo arrasaron y asolaron las propiedades de sus gentes..."

La definitiva repoblación cristiana de Íscar tendrá lugar en 1086, tras la toma de Toledo por Alfonso VI, monarca que, según la tradición, encomendó dicha colonización a Álvar Fáñez de Minaya. Así lo cuenta el infante don Juan Manuel en su obra El Conde Lucanor: "Don Alvar Háñez era muy buen omne et muy onrado et pobló a Ixcar, et morava ý."

La repoblación de la Extremadura castellana, es decir, de los extremos o tierras fronterizas del sur del Duero, se organizó en torno a los llamados concejos de villa y tierra: Íscar, Olmedo, Coca, Cuéllar, Portillo, etc. Al amparo de la villa fortificada de Íscar nacieron los actuales pueblos de su Tierra: Cogeces, Megeces, Pedrajas, Villaverde, Remondo y Fuente el Olmo. Sin olvidar otros que fueron despoblándose en el transcurso de los tiempos: Aldeanueva, Villanueva, Santibáñez, Sancho Sesgudo, Chamartín y Vaciaodres. En el aspecto eclesiástico, al erigirse en el año 1120 la diócesis de Segovia, Íscar y los pueblos de su Tierra fueron incluidas entre sus límites.

Desde su fundación hasta la segunda mitad del siglo XIV, a causa de las continuas luchas nobiliarias, Íscar y su Tierra pertenecieron unas veces a los reyes de Castilla y de León (Fernando III el Santo y Sancho IV), otras a los señores de las casas de Lara y Haro. A partir del año 1371 quedaron definitivamente bajo el poder señorial, al ser donadas por el rey Enrique II a Juan González de Avellaneda, señor de la Casa de Avellaneda.

A mediados del siglo XV, por casamiento de doña Aldonza de Avellaneda con don Diego López de Zúñiga, se integraron en el señorío de los Condes de Miranda del Castañar, al que pertenecieron hasta la supresión del régimen señorial en el siglo XIX..Íscar perteneció a la provincia de Segovia hasta el año 1833 en que se estableció la actual división provincial y pasó a pertenecer a Valladolid.

MONUMENTOS.

El Castillo: Sobre las ruinas de anteriores fortalezas, dominando desde lo alto el pueblo y el mar de los pinares, se alza el castillo de Íscar. La parte más antigua conservada, probablemente de finales del siglo XIII, corresponde a restos de las murallas y a la estructura interior de la torre del homenaje, dividida en cuatro niveles de madera. Defendiendo el acceso desde el páramo, se dispuso un foso excavado en las rocas calizas.

En la segunda mitad del siglo XV se procedió a un refuerzo general de la torre, con fines defensivos y constructivos. Se edificó un cuerpo torreado, a modo de barbacana, que servía de antepuerta y acceso a la torre mediante un puente levadizo. En el lado opuesto, se añadió un gigantesco espolón defensivo, flanqueado por dos torrecillas.

En una de ellas aparecen los escudos de don Pedro de Zúñiga y Avellaneda y de su esposa doña Catalina de Velasco y Mendoza, II Condes de Miranda, que permiten fechar la obra entre 1478 y 1493. Delante de este espolón se construyó una pequeña barrera artillera con tres cubos circulares y se añadieron otros cubos circulares al recinto primitivo. En el interior de la torre se construyó una bóveda de crucería.

En el primer tercio del siglo XVI, para evitar la ruina de la torre, fue preciso reforzar la bóveda de sillería con una robusta columna central y reconstruir totalmente el muro sur. Las excavaciones arqueológicas realizadas en 1998, en el extremo oriental del patio de armas, han sacado a la luz restos de muros y pavimentos de diversas estancias residenciales. Su fachada estaba formada por una galería porticada de columnas y arquerías de estilo gótico final, de principios del siglo XVI.

Museo Mariemma: El 13 de noviembre de 2002, la bailarina y coreógrafa Mariemma realiza de manera oficial la donación de su legado artístico a la villa de Iscar -lugar que la vio nacer- con el fin de crear el primer museo dedicado a la danza española, nacional e internacionalmente. El Museo Mariemma nace con una clara vocación cultural, pedagógica e investigadora, fruto del compromiso adquirido por el Ayuntamiento con la artista y con el patrimonio cultural de nuestra comunidad. Mariemma fue una gran artista: bailarina, profesora, directora, coreógrafa, etc... y hoy en día podemos admirar su legado, un museo en el que se recoge una colección de 150 trajes utilizados en sus representaciones, además de afiches, figurines, objetos personales, castañuelas, premios, etc...

Iglesia de Santa María de los Mártires: De esta antigua iglesia, declarada monumento nacional, se conserva la cabecera románico mudéjar, de finales del siglo XIII o principios del XIV, con dos sistemas ornamentales: en el tramo recto, dos bandas con tres arcos de medio punto doblados, más una tercera de recuadros; en el ábside, las tres bandas de arcos ciegos doblados se rematan cerca del alero con frisos de esquinillas muy desarrollados. La torre, con remate de chapitel empizarrado, consta de dos cuerpos y basamento de piedra de mampostería.

En el interior se pueden apreciar tres naves sostenidas por cuatro pilares cilíndricos: la nave central cubierta con bóveda de cañón con lunetos, las laterales con bóvedas vaídas. Preside el presbiterio el magnífico retablo mayor, plateresco, del segundo tercio del siglo XVI, obra del círculo del Maestro de Becerril. Consta de doce pinturas sobre tabla, con escenas de la vida de la Virgen. En la calle central se disponen dos tallas: una de Santa María de los Mártires, del siglo XVI; otra de San Pedro Apóstol, del siglo XVIII, procedente de la iglesia de su nombre en Íscar. El resto lo constituyen pequeños retablos barrocos y rococós, con tallas de diversas épocas, entre las que destaca una Piedad de alabastro, gótica, de principios del siglo XVI.

Declarada Monumento Nacional el 03-06-1931

Iglesia de San Pedro: Situada en la Plaza Mayor, frente al Ayuntamiento, fue destinada en 1925 a fábrica de harinas. En lo alto de su desaparecido campanario, destruido por un incendio, se alojaba la campana y reloj de la Villa. Aún puede contemplarse parte de su ábside románico mudéjar.

Iglesia de San Miguel: Uno de los más bellos monumentos del más puro estilo románico segoviano. De esta época sólo se conserva la cabecera y la parte inferior de la torre, fechadas en los comienzos de la segunda mitad del siglo XII. En su ábside, labrado en buena piedra de sillería, se abren tres ventanas con dos arquivoltas de medio punto. La cornisa va sostenida por canecillos decorados con cabezas humanas y de animales, modillones de lóbulos y pares de rosetas.

En el interior, el arco triunfal de la capilla mayor, de medio punto, descansa sobre columnas con interesantes capiteles historiados. El de la Epístola representa el pecado original, con Adán y Eva en el Paraíso, leones coronando y palomas.. El capitel del lado opuesto muestra el descanso en la Huída a Egipto de San José y La Virgen a lomos de una burra, con el niño en brazos, junto a ellos un ángel que los guarda el camino.

Destacan la imagen del titular, San Miguel Arcángel (siglo XVIII), la cajonería de madera (siglo XVI) y una pintura sobre tabla de la Anunciación, fechada en 1562, en la que sobresale, por su realismo y buena ejecución, la figura del donante.

Ermitas y cruceros: La ermita del Humilladero está situada a la entrada de la población por el camino de Cogeces de Íscar. Fue mandada construir en 1553 por la cofradía de la Vera Cruz para veneración del Santo Cristo del Humilladero, talla del siglo XVII. En el exterior de uno de sus muros se halla incrustado un crucero de piedra con la imagen de Cristo Crucificado, de finales del siglo XVI. Otros cruceros semejantes pueden contemplarse junto a la iglesia de San Pedro y en la calle Cristo del Arroyo.

Casas Nobiliarias: A lo largo de la calle Real de Íscar pueden aún contemplarse antiguas casas solariegas, cuyas fachadas ostentan las armas de los hidalgos que antaño mandaron edificarlas: Benito Salazar, Herrera, Caviedes, etc.

FIESTAS.

Fiestas populares de agosto: Son las más espectaculares, se celebran el primer fin de semana de agosto. En realidad comienzan en el mes de julio, con una variada y atractiva oferta cultural y deportiva, que culmina en el acto de proclamación de la Reina y Damas de Honor de las Fiestas.

El concurso de cortes de novillos y el vistoso desfile de peñas, ponen en marcha cinco días en los que encierros, capeas, corridas de toros, junto con verbenas en la Plaza Mayor, más la alegría y colorido de las peñas, hacen de Íscar centro de atención de miles de visitantes.

Virgen de los Mártires: Se celebra el 13 de mayo. Fiesta local dedicada a la patrona de la Villa, en la que destacan, aparte de los actos religiosos, a los que acude masivamente todo el pueblo.

La imagen de la Virgen, está en la misma Iglesia de Santa. María de los Mártires, la parroquia mayor. Declarada Monumento Histórico nacional La imagen está en el centro del retablo plateresco del siglo XVI, con doce tablas de pintura flamenca dedicado a la vida de la Virgen María. La talla es gótica, fechada también en el siglo XVI. (MIDE 1,20 m , con corona y 30 cm de peana)Se desconoce el autor. Ha sido restaurada y se ha obtenido el color y la policromía original de la imagen.

Además de su importancia artística, la imagen es la patrona de la Villa. Su festividad se celebra el 13 de mayo. El famoso día de los "Mártires". Entorno a este día y a la historia de la Virgen hay todavía viva una tradición, que afortunadamente se sigue manteniendo entre los jóvenes.

Se desconoce los orígenes de esta fiesta. Se dice que ya desde principios del siglo XX, tras las guerras, ya existía una petición hacia esta Virgen para que pidiera por los que se marchaban y por los "mártires" que tendrían que sufrir las desgraciadas guerras.

Después cuando las contiendas pasaron, los jóvenes que iban a ser tallados para marchar al servicio militar, realizaban una fiesta, para pedir por ellos. Los jóvenes "quintos", que se iban a marchar, debían hacer una gran ofrenda a la Virgen. La víspera debían colocar en la escalinata de la Iglesia una enramada de chopo(muy corriente entre nuestros pueblos, las tradicionales enramadas de mayo), y engalanadas con guirnaldas de naranjas. Curiosa decoración por la escasez de esta fruta en nuestra zona.

Completando esta decoración previa al día de la fiesta. Los jóvenes que pretendían a alguna joven, si querían que éstas no les olvidarán tras su marcha, debían colocar en su ventana una rama de chopo con una cesta de naranjas. De esta forma ellas eran conocedoras de algún mozo las rondaba. Generalmente lo sabían antes de esa noche, y ellas en contestación positiva de que acertaban el compromiso, bordaban a los mozos un pañuelo blanco con la imagen de la Virgen, flores o las iniciales del joven. De tal forma que él pudiera constatar que su amor era correspondido.

El día 13, todo el mundo acude a misa. Los quintos bien ataviados de fiesta, llevan al cuello anudado el pañuelo bordado. Así el pueblo, podía conocer quienes marchaban fuera. Tras la misa la imagen sobre las andas sale en procesión por la calle mayor hasta la Plaza al son de la música y los bailes de nuestra jota. Los quintos van portando la imagen y los brazos de la andas se sortean o se piden durante los días de las novenas. Cuando la Virgen es engalanada con sus mejores mantos bordados.

San Miguel Arcángel: Patrón de Íscar. Su fiesta se celebra cada 29 de septiembre, fecha en torno a la cual Íscar celebraba hasta 1968 su función popular que se trasladó al primer fin de semana del mes de Agosto. En la actualidad, el día se celebra festivo con diferentes actividades e incluso algún año con una programación que incluye encierros urbanos, feria de día, etc... y por supuesto la procesión a San Miguel.

Los Carnavales, los días previos a la Cuaresma, destacan el sábado y el domingo las tradicionales velada y corrida de cintas que protagonizan los quintos. El lunes y martes de carnaval, dedicados a los niños y mayores, se celebran vistosos desfiles y concursos de disfraces, concluyendo el Miércoles de Ceniza con el típico entierro y quema de la sardina en la Plaza Mayor.

Romería de Cristo Rey, se celebra el Lunes de Pascua de Resurrección en el Parque de su mismo nombre, en torno a su ermita. Se trata de una jornada campestre de primavera, en la que, además de los actos puramente religiosos, los jóvenes, familias y visitantes se unen para compartir los dos platos típicos de este día: las chuletillas de lechazo y el hornazo, siempre alrededor de una buena hoguera.

San José, patrono de los carpinteros, el 19 de marzo, es celebrado intensamente por un pueblo en el que el trabajo de la madera es su principal actividad y fuente de riqueza. En los últimos años se viene celebrando en ese día un Festival Taurino a beneficio de la Residencia de Ancianos Santa María de los Mártires.

Las Águedas, el 5 de febrero, en el que las mujeres visten de fiesta las calles, ataviadas con el típico traje regional.

También merecen especial mención las fiestas y campaña de Navidad y Reyes, los Quintos en la fiesta del 1 de Mayo , etc... en las que participa intensamente la población.

OCIO Y TIEMPO LIBRE.

Parque de Cristo Rey (Puente Blanca) y otros: Localizado a 2 km. del pueblo, junto a la carretera C-112 en dirección a Cuéllar, constituye una extraordinaria zona de esparcimiento y ocio, a orillas del río Pirón, en el pulmón verde de los pinares del Concejo.

En el corazón de este espacio se encuentra la ermita de Cristo Rey construida en 1998, en el mismo lugar que ocupara otra edificada por un grupo de devotos allá por el año 1946. En el Parque se ha desarrollado un complejo compuesto por bar, kiosco, merendero, barbacoas, zona de juegos infantiles, agua potable, alumbrado, servicios, zona de acampada, senda ecológica y un amplio aparcamiento de vehículos.

Otro de los parques que posee Iscar es el Parque recreo Villa del Prado o comúnmente conocido como parque del reloj, un recinto para el descanso y el recreo, sobre todo de los más pequeños.

Instalaciones deportivas y culturales: Para el uso y disfrute de las distintas actividades deportivas, Íscar ofrece instalaciones para todos los gustos y aficiones. El polideportivo descubierto cuenta con tres piscinas, una de ellas cubierta, dos canchas de tenis, pista polivalente, un frontón descubierto y otro cubierto con aforo para espectadores y servicios de bar-cafetería, pista de Padel, pista de skate, etc... Recinto ferial con rocódromo. Y la antigua plaza de toros, convertida hoy en día en un gran centro multiusos para macroeventos.

En las proximidades de los institutos de enseñanza secundaria se encuentra un magnífico pabellón polideportivo; recinto de parquet para utilización en partidos de baloncesto, voleibol, bádminton, ..., con las instalaciones necesarias: gradas, servicios, vestuarios, etc...

Además de estas instalaciones, Íscar cuenta con el Estadio Municipal San Miguel, provisto de dos campos de fútbol, ubicado en la prolongación del Paseo del Estadio. Completa la oferta deportiva un carril-bici que comunica el pueblo con el Parque de la ermita de Cristo Rey y un circuito biosaludable para los amantes del deporte.

Para un confortable acceso a los bienes culturales, Íscar dispone de una Biblioteca Pública Municipal, con gran cantidad de volúmenes. En este contexto merece mención especial la Casa de Cultura, con un salón de actos y aulas para la celebración de seminarios, cursos, jornadas y encuentros diversos, de acuerdo con las diferentes propuestas culturales que puedan llevarse a cabo. El Auditorio-Teatro, con aforo para 600 personas y una programación anual de teatro, música y Danza. Completan esta oferta cultural un centro de enseñanza primaria, un instituto de enseñanza secundaria y la variada implantación de asociaciones culturales, deportivas, de ocio y tiempo libre.

Consolidadas por su prestigio, destacan actividades como Los veranos de la Villa, los viernes del mes de julio, y el Noviembre Musical Iscariense, ofreciendo ambos una rica y variada propuesta musical.

FERIAS.

Íscar celebra la Feria del Libro en Abril y la Feria Medieval "Maestro y Aprendiz" a primeros del mes de julio. Esta feria ha supuesto para la población iscariense, revivir su historia y tradición. El pueblo al completo participa de forma desinteresada en la recuperación de su pasado y en la muestra del ayer hacia las nuevas generaciones; ofreciendo además, espectáculos, bailes, cetrería, etc...

GASTRONOMÍA.

Íscar goza de una cocina de rica tradición, con un extraordinario abanico de productos, como el lechazo de cordero, que en sus admirables variantes, asado, guisado o chuletillas, se puede degustar en cualquiera de los restaurantes y merenderos; el hornazo, producto típico de los días de Pascua, hecho con masa de pan trabajada con manteca, relleno su interior de chorizo y lomo de cerdo.

Pero en Íscar brilla con luz propia la repostería, que en pequeños obradores familiares ofrece una variada oferta de productos: empiñonados, pastas, bollos de azúcar y baño, rosquillas de palo. Sobre todos ellos destaca la rosquilla ciega, verdadera tentación de paladares exquisitos.

Gran tradición tiene también el cultivo y elaboración de la achicoria, al que se ha unido en los últimos tiempos las conservas de espárragos y puerros, unido a los tradicionales frutos secos que han llevado el nombre de Íscar más allá de nuestras fronteras.

Desde la creación del Museo Mariemma en el año 2007, nacen en Íscar un nuevo producto de repostería "Castañuelas de Mariemma", una fina pasta de té y chocolate con relleno de "marron glacé" uno de los dulces preferidos de la bailarina iscariense.

Coordenadas GPS

Información meteorológica

Hoy viernes 24
Nubes altas
23°C
11°C
0%
sábado 25
Nuboso
24°C
11°C
0%
domingo 26
Cielo despejado
24°C
8°C
0%

Dónde encontrarlo

No te pierdas...

  • Castillo de Íscar

    Castillo de ÍscarÍscar

    La repoblación de Íscar fue iniciada por Alfonso VI (1086): al amparo de la villa fortificada se crea una Comunidad de Villa y Tierra que fue alternativamente de los reyes de Castilla y de León hasta el siglo XIV, o de los señores de las casas de Lara y de Haro, hasta que Enrique II las dona a Juan González de Avellaneda (1371). En el siglo XV el matrimonio de Aldonza de Avellaneda con Diego López de Zúñiga, supone la integración en el señorío de los Condes de Miranda del Castañar, al que p...
  • Museo Mariemma - Íscar

    Museo MariemmaÍscar

    El 13 de noviembre de 2002, la bailarina y coreógrafa Mariemma realiza de manera oficial la donación de su legado artístico a la villa de Iscar -lugar que la vio nacer- con el fin de crear el primer museo dedicado a la danza española, nacional e internacionalmente.

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59 - Fax: +34 983 42 71 50
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid