Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización
Flora y fauna según Delibes...

FLORA:

La RETAMAImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa RETAMA en Miguel Delibes:

El hereje

al finalizar noviembre, don bernardo subió a castrodeza y una hora después de su llegada, con la petra gregorio a la grupa y un fardo con sus pobres enseres en el regazo, tomó el camino de regreso antes de anochecer. los rebaños andaban de retirada hacia el ejido y a una legua escasa de ciguñuela, voló del retamar una bandada de grajillas.

Nombre científico: Retama sphaerocarpa

Nombres populares: retama florida, retama común, escoba, giniestra, jinestrón, chinastra

La retama amarilla es un arbusto alto, que alcanza los tres metros, con tallos muy finos y largos, llenos de pequeñas hojas lanceoladas, que se caen fácilmente. Las flores son amarillas, agrupadas en racimos, y dan vainas verdes, que oscurecen al madurar.

Es común en el norte de África y en la Península Ibérica y suele ocupar el terreno baldío tras desaparecer olivares u otros bosquetes de zonas secas. Es una planta muy resistente, tanto al frío del invierno como al calor del verano: una planta adaptada al clima mediterráneo y continental de la Península. Además, es poco exigente con la calidad del suelo y abunda tanto en suelos más ricos en caliza como en suelos más graníticos. Aunque se ha usado en algunas regiones para combatir afecciones respiratorias (la tradición cuenta que los peregrinos  de Santiago llevaban flores y hojas de retama en sus sacos de viaje para prepararse infusiones con las que combatir catarros y toses), el uso más conocido de la retama –lo que le da uno de sus nombres comunes– es para fabricar escobas, con las ramas limpias, formando un haz (con palo largo o sin él).

FAUNA:

El PICARRELINCHO en Miguel Delibes:

Castilla habla

Porque cuente además con los enemigos de la abeja, los cuatro mosqueteros como yo digo: el ratón, el picarrelincho, el lagarto y el garduño. El ratón horada el hornillo y se come la miel; el picarrelincho hace un agujero y se come las abejas (pero sólo la cabeza, no crea usted, que es muy escogido el pájaro este).

El PICARRELINCHOImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoNombre científico: Picus viridis

Nombres comunes: pito real, pájaro carpintero, picarrelincho

El pito real es el pájaro carpintero más común en la Península. Es grande, de color verde, con la parte superior de la cabeza de un rojo intenso. Inconfundible. Además, su canto le identifica y le da el nombre que usa Delibes, picarrelincho, por esa llamada que recuerda a un relincho rápido, repetido, que lanzan tanto los machos como las hembras.

Está extendido por toda Europa y en España habita bosques caducifolios, parques, jardines y, sobre todo, bosques de ribera.

Del conjunto de pájaros carpinteros de nuestra fauna, es el más débil en su trabajo de la madera, por lo que prefiere golpear árboles viejos o débiles, en los que busca larvas de insectos. Los captura en los resquicios de la madera, introduciendo su lengua larga y muy pegajosa. Consume muchas hormigas, tanto adultas como las larvas.

Es ave sedentaria y los mayores movimientos los realizan los jóvenes, moviéndose de árbol en árbol ribera adelante o a través del bosque o las manchas de árboles más aisladas, hasta que encuentran un territorio libre de competidores. Para marcar su zona, en lugar del golpeteo de otros carpinteros, hecho con el pico contra la madera, prefieren relinchar.

La larguísima lengua es un ejemplo maravilloso de adaptación:   es tan larga que no cabe en su garganta, así que la guardan en una funda exterior de los huesos craneales, rodeando la cabeza. Cuando merodea en busca de comida, va golpeando la madera con el pico hasta que escucha un sonido diferente, a hueco. Entonces golpea  hasta desprender la corteza o abrir una grieta, por donde introduce la lengua y adhiere sus presas. La lengua puede medir hasta ocho centímetros y en su punta tiene pequeños garfios, anzuelos, orientados hacia el ave: el extremo de la lengua entra bien en la grieta de madera y, al salir, atrapa y arrastra a las larvas.

Su querencia por las abejas no es tan alta como quiere expresar la cita de Delibes. Además de éstas, otras presas son las mariposas, avispas, moscas o escarabajos y, en invierno, piñones, manzanas y cerezas silvestres, higos, saúcos...

La pareja entra en celo en mayo y comienzan un agujero en madera vieja o blanda. La galería puede llegar a tener 60 centímetros y sólo forran el hueco con las virutas y el serrín que ha caído dentro durante “la obra”. La puesta es de una media docena de huevos y ambos se alternan para incubar. También los dos traen comida a los pollos. La dieta principal de los pequeños es una papilla de larvas de hormiga. Si los dos padres están fuera, los pollos permanecen tranquilos dentro del nido hasta que escuchan algún sonido de peligro. Entonces lanzan un zumbido parecido al de un enjambre, que sirve para asustar a garduñas y ardillas. Cuando crecen, lanzan relinchos escandalosos llamando hambrientos a sus padres.

Para moverse en los troncos de los árboles, el picarrelincho tiene sus patas con dos dedos en cada sentido. Así se sujeta a la corteza del árbol y logra un tercer apoyo con la cola: es de plumas rígidas y cortas, que funcionan como una columna, apuntalando.


Situación en Castilla y León:

Se estiman unas 10.000 parejas en la región, distribuidas en diferentes hábitats. La mayor densidad se da en los bosques y riberas del norte, en León, Palencia y Burgos. Es más escaso en algunas zonas de Ávila y Salamanca. Los datos de su situación son contradictorios: algunos estudios apuntan a una mejoría mientras otros señalan una ligera disminución. Sí es cierto que el uso de insecticidas en el suelo ha llegado a los hormigueros y ha provocado la intoxicación de los picarrelinchos.

CNEA: “de interés especial”

  • Descargar la ruta Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Volver a la ruta Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid