Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización
Flora y fauna según Delibes...

FLORA:

La VidImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa VID en Miguel Delibes:

Viejas historias de Castilla la Vieja

El matacán de salida hizo uno de sus típicos esguinces tras la primera cepa, pero el lebrel, intuyéndolo le atajó y llegó a tener por un momento el rabo de la liebre entre sus fauces. Luego, en las parras siguientes, el matacán regateó con tanta sabiduría que le sacó dos cuerpos al lebrel.


En estado salvaje, la vid es un grupo de casi 800 especies, d ellas que 60 son las más conocidas por le hombre. El cultivo de la V. vinifera, la más importante, es antiquísimo y probablemente, con los cereales, es una d ellas primeras plantas que originó la agricultura.

La vid es un arbusto leñoso, muy longevo, llegando a vivir más de un siglo con facilidad. En España, sin embargo, como en toda Europa, la plaga de filoxera de finales del siglo XIX mató a tres cuartas partes de las vides originales y hubo de reemplazarse con nuevas variedades resistentes a este insecto. La filoxera llegó al nuestro continente con cepas traídas de América del Norte para combatir el oidio, un hongo que estaba atacando vides de Francia y Centroeuropa. En medio siglo, el insecto había barrido los campos vitivinícolas europeos.

La vid tiene unos requerimientos de suelo especiales para desarrollarse bien y es exigente también con el clima: para producir vinos "con cuerpo" necesita tierras secas y permeables, que no retengan mucha humedad, pero ricas en potasio. A lo largo del año han de recibir sol pero mantener ambiente frío (la planta soporta hasta 20º bajo cero). Cuando ya ha brotado, las heladas – por debajo de 2 grados bajo cero-, sí perjudican las yemas o las uvas que están creciendo.

Valladolid puede presumir con el máximo orgullo de cuatro denominaciones de origen de sus vinos (Rueda, Toro -compartido con Zamora-, Cigales y el famoso Ribera del Duero).

Muchos de los pequeños pueblos de la provincia, como este caso de Serrada, alimentan la industria del vino para las bodegas grandes y medias, pero mantienen también pequeñas bodegas, muchas de ellas familiares, heredadas durante generaciones, ubicadas en cuevas junto a las casas de sus dueños, donde se produce vino de consumo propio..

FAUNA:

LiebreImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa LIEBRE en Miguel Delibes:

Viejas historias de Castilla la Vieja

El matacán del majuelo del tío Saturio llegó a ser una obsesión en el pueblo. El matacán, como es sabido, es una liebre que se resabia y a fuerza de carreras y de años enmagrece, se la desarrollan las patas traseras, se la aquilla el pecho y corta el viento como un dalle. Por otra parte, la carne del matacán no es codiciada, ya que el ejercicio la endurece, el sabor a bravío se acentúa y por lo común no hay olla que pueda con ella.

Nombre científico: Lepus granatensis.

La cita referida al lugar de Serrada se refiere a una anécdota sobre la becada, la chocha perdiz, animal excepcional en los campos vallisoletanos. Sin embargo, en esta zona podemos avistar una de las piezas que la cuadrilla de Delibes trajo en la percha en muchas ocasiones, la liebre.


Biología de la liebre.

La liebre es un animal solitario, que vive a campo abierto. Cada noche se refugia en un encame, una pequeña hondonada que hace aplastando las hierbas sobre las que se echa, y poco más. Confía en su capacidad de camuflaje y permanece agachada, si hay peligro, hasta que el intruso prácticamente la roza. En ese momento, salta y usa su velocidad para escapar. Ese comportamiento lleva a que caminantes o cazadores hablen de casos en los que casi pisan a una liebre encamada.

Es animal de hábitos nocturnos, herbívoro, amante de campo abierto y matorral, donde encuentra los brotes y raíces de los que alimentarse.

Las madres primerizas tiene un parto de una o dos crías, pero a partir del segundo año su fecundidad aumenta y paren cuatro o cinco lebratos. Al nacer a campo abierto, sin cueva que los cobije, los lebratos son muy precoces: nacen con los ojos abiertos y con pelo y al poco tiempo ya están corriendo.

Un aspecto fisiológico muy peculiar de las liebres es su capacidad para no desperdiciar los embriones que desarrolla y que se malogran en abortos. Su alta fecundidad le lleva a producir muchos embriones que, al comienzo del desarrollo, mueren. En lugar de echarlos al exterior, el cuerpo de la hembra los reabsorbe y así no malgasta esa energía.

Como se ha citado arriba, su aspecto externo muestra un pelaje mimético con el entorno, a base de pelo crema, pardo y blanquecino. Sus patas traseras, diseñadas para una carrera velocísima, son grandes, largas y fuertes, las ideales para una escapada rápida. modelo de corredor


Situación en Castilla y León

Los tratamientos con clorofacinona que hace unos años se extendieron en campos de cultivo para atajar la plaga de topillo campesino han sido, según varios estudios científicos, un motivo principal d ella disminución de liebres en Tierra de Campos y otras zonas agrícolas de la región. También ha sufrido con enfermedades como la turalemia y otras enfermedades de bacterias, virus y hongos.

En zonas de nuestra región donde se da el regadía se han hecho censos donde su abundancia desciende prácticamente a cero animales por hectárea.

En el catálogo UICN se la considera, en España, una especie de preocupación menor.

  • Descargar la ruta Con la escopeta al hombro. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Volver a la ruta Con la escopeta al hombro

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid