Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización
Flora y fauna según Delibes...

FLORA:

La AMAPOLA en Miguel Delibes:

El último coto

AmapolaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto(…) chiribitas, ardiviejas, cantuesos, lenguas de buey, ¡hasta amapolas!.

Nombre científico: Papaver rhoeas

Nombres comunes: amapola, ababol, ababolera, popoula


  La amapola es una planta extendida por toda España. Aparece en cultivos, sobre todo de cereales y en terrenos baldíos, taludes, cunetas... Se la identifica muy fácilmente por el color rojo intenso de sus pétalos. El tallo que sujeta la flor es recto y vertical y tiene pelos bien visibles. Las hojas son largas, muy pinnadas (muy escotadas), sin pedúnculo, pegadas al tallo.

 Se conocen usos medicinales de la amapola desde Dioscórides (40-90 d. de C.). Se ha usado como tranquilizante y adormidera; para combatir la tos y la ronquera, contra catarros. También para regular el flujo menstrual y contra el “Fuego de San Antonio” (el ergotismo, la enfermedad del cornezuelo del centeno).

 Su capacidad de adormecer se debe a que contiene principios químicos similares – pero mucho más suaves – que los de otra Papaver también muy conocida: el opio, la adormidera (productora de la morfina).  Las semillas, no obstante, son inofensivas y hoy forman parte de la nueva cocina, como decoración de panes, bollos y pasteles.

 No tiene ninguna protección, al ser una planta tan abundante (casi considerada maleza, mala hierba, en algunos lugares).

FAUNA:

El ZORRO en Miguel Delibes:

ZorroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoDiario de un cazador

El revisor estuvo curioseando el zorro por arriba y por abajo como si le fuera a cobrar el billete


Nombre científico: Vulpes vulpes

 Nombres comunes: zorro, zorro rojo, zorra, raposo, raboso, vulpeja. En muchas comarcas se le daba otros nombres para no traer la mala suerte al citarlo: o amigo das pitas, o das orellas, Perico, o rabilongo,  artista, mariquito, García, amatulo, Alfonso, Andrés, bicho... 


 El zorro es un cánido muy conocido. Habita prácticamente todos los ecosistemas del hemisferio norte por su gran capacidad de adaptación y su dieta amplia. Es de hábitos nocturnos y de día permanece escondido en sus madrigueras o camuflado en lo más tupido del bosque y los matorrales.

 El más abundante es el zorro rojo. Se le conoce así por uno de sus pelajes más frecuentes, de tonos rojizos. En la cara y la punta de la cola tiene manchas blancas.

La cola es gruesa, larga, muy peluda. La usa como almohada, sombrilla, para espantar moscas pero, sobre todo, es indispensable para guardar el equilibrio en sus carreras nocturnas, en busca de presas.

 El semblante del zorro siempre es el mismo: no tiene músculos faciales que le permitan un lenguaje como el de los lobos, mostrando los colmillos y arrugando la cara. De aquí le viene parte de su imagen legendaria, como personaje con cierto desdén, con autosuficiencia frente a otros animales y al propio hombre.

 Las leyendas y cuentos del zorro se basan en su sagacidad para capturar gallinas y animales de corral. En distintas culturas se le odia tanto como se le admira. Hoy se sabe que cumple un papel muy beneficioso para el campo, al eliminar roedores que pueden producir plagas (topillos y ratones de campo). También captura insectos, lombrices, conejos, caracoles, lagartos, ranas... En épocas de frutos, come bayas, moras y arándanos.

 Su aparato digestivo es más pequeño que el de otros cánidos, por lo que come, diariamente, pequeñas cantidades de alimento. El resto lo entierra en hoyos por todo su territorio, esparciendo la comida.

 Es un animal solitario y marca su territorio con olores muy fuertes, segregados por una glándula de la base de la cola. Los olores son parte de su lenguaje, junto a gestos con la cola y sonidos.

 La hembra se aparea con varios machos, pero elige sólo a uno para sacar adelante a los zorreznos de ese año. A los dos meses de nacer, ya comienzan a comer carne y un par de semanas después abandonan completamente la madriguera y siguen a su madre por la zona. A los 10 meses ya son maduros sexualmente, aunque hasta el año siguiente no se emparejan para tener su propia camada.

 Hoy, el zorro es un animal comercial, al criarse en granjas para aprovechar su piel en abrigos y otras prendas.

 Situación en Castilla y León: en toda España es una especie no amenazada.

  • Descargar la ruta El último coto. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Volver a la ruta El último coto

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid