Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización
Flora y fauna según Delibes...

FLORA:

La JARAImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa JARA en Miguel Delibes:

Diario de un cazador

Es un cazadero hermoso con una ladera muy áspera, llena de jaras y tomillos, y un chaparral arriba en el páramo.

Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo

(...) el cruce fugaz de un gazapo entre dos jaras no me da tiempo, literalmente, a reaccionar.

Los santos inocentes

(...) abriéndose paso entre la jara florecida y los tamujos y la montera (...)

El último coto

Por de pronto las jaras y pimpollos de las laderas rezumaban agua esta mañana.

Delibes estudió en las Carmelitas de Valladolid y, si alguna vez su profesora preguntó en clase por la jara, bien pudo contestar entonces Delibes que las había visto en La Mudarra. Al Delibes niño observador debemos añadir el interés de su padre, cuando lo sacaba de caza por estos pagos, de enseñarle los nombres de las plantas que se encontraban en el camino.

Biología de la jara

La jara (Cistus sp.) es “el arbusto” mediterráneo: en la cuenca mediterránea ocupa buena parte del sotobosque de encinas y chaparras y, cuando se producen incendios forestales, es pionera en ocupar la zona quemada. De hecho, sus semillas germinan mejor si han sufrido ablandamiento por el fuego.

El “olor a monte”, a jara, lo produce el ládano, una resina pegajosa que excretan por su envés las hojas de la jara pringosa (Cistus ladanifera). 

Las flores de la jara pringosa aparecen en primavera y son de gran tamaño y blancas, con una pequeña mota violácea en el interior de cada pétalo, con grandes estigmas. Estos grandes pétalos son banderas gigantes que anuncian a los insectos la riqueza de néctar y polen. Este dibujo sólo visible con luz ultravioleta atrae a las abejas, que producen una aromática miel de jara.

Otra jara muy común es la jara blanca (Cistus albidus) que muestra, al contrario de su nombre, flores algo más pequeñas y de un delicado tono violáceo (con otro diseño ultravioleta también muy llamativo). No tiene ládano en las hojas.

FAUNA:

La TÓRTOLAImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa TÓRTOLA en Miguel Delibes:

Diario de un cazador

Las tórtolas se arrullaban y, de vez en cuando, una atravesaba el río como un rayo.

Viejas historias de Castilla la Vieja

Tórtolas, urracas, chovas, abejarucos (...)

La tórtola, tantas veces cazada por Delibes, se asoma también a este primer diario que es Diario de un cazador. El escritor nos la muestra salvaje, amorosa, libre. Tal y como vive en La Mudarra. Los primeros paseos por el campo de Miguel Delibes los dio aquí, en la Mudarra, de la mano de su padre. No es descabellado decir, por tanto, que una de las primeras aves que vio el niño Delibes fue la tórtola de La Mudarra.

Nombre científico: Streptopelia turtur.

Nombre común más empleado: tórtola

Otros nombres castellanos: rula, rola (Galicia, Asturias).


Biología de la tórtola


Es la paloma más pequeña de nuestra fauna, pero la más esbelta. En su cabeza destacan sus vistosos ojos rojos. En el cuello muestra dos bandas oscuras y dos blancas, sobre el fondo grisáceo y homogéneo.

Es gran migradora y alterna Europa con el sur de Sáhara. Aquí vive en paisajes muy abiertos, que muestren diversidad: prados o cultivos amplios con setos, bosquetes y dehesas cercanas. Siempre, donde haya agua cerca.

Come semillas, frutos, grano de cereal, hierbas y en la época de cría picotea pequeños insectos. La dieta de semillas y granos le da sed y, al beber, lo hace como las palomas, succionando de continuo, sin “llenar el buche” como otras aves, que necesitan absorber una cantidad de agua en la garganta y levantar la cabeza para tragarla del todo.

Anida en árboles o arbustos altos, en una plataforma sencilla, de ramitas y palitos mezclados. Incuban ambos padres durante un par largo de semanas. En un tiempo similar, los pollos ya salen del nido.

Situación en Castilla y León


Se estima en algo menos de un millón de parejas en España. León y Zamora son zonas con mucha densidad de tórtolas. Castilla y León puede albergar alrededor de un cuarto de millón de parejas.

Ha sufrido sobrecaza en décadas anteriores y hoy sufre la concentración parcelaria, el aumento de herbicidas y compuestos químicos del campo y la desaparición de humedales y aguazales a lo largo de sus rutas de migración y descanso


  • Descargar la ruta Mi vida al aire libre. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Volver a la ruta Mi vida al aire libre

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid