Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización
Flora y fauna según Delibes...

FLORA:

La MALVAImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa MALVA en Miguel Delibes:

Viejas historias de Castilla la Vieja

Y lo cierto es que cada primavera las florecillas del campo familiares en la región -las margaritas, las malvas,las campanillas, los sonidos, las amapolas-.

Las flores apenas asoman en las novelas de Miguel Delibes. La malva es una de ellas y al escritor le resulta familiar. Existe y florece en Villanubla junto al arroyo Hontanija, que nace en la Fuente de los Ángeles. Esta "flor de Delibes" comparte naturaleza con los chopos y cercados del término municipal de Villanubla. Se la puede ver en "El Pocico" o por la ruta del Tren Burra, entre Villanubla y Zaratán.

Biología de la malva 

La malva común (Malva sylvestris) alcanza porte de algo más de un metro. Es planta vivaz: perenne, pero sus partes aéreas desaparecen al final del verano. 

Sus flores nacen en primavera y se mantienen hasta septiembre. Son de cinco pétalos, de color rosáceo, con venas violetas muy visibles. Dan frutos en forma de panecillos, que antiguamente se consumían. La flor y la hoja se usan para tratar resfriados, catarros e inflamaciones de boca y garganta.

Es propia de terrenos no cultivados, pero cercanos a zonas habitadas, donde el suelo sea rico en nitrógeno.

FAUNA:

La CALANDRIAImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa CALANDRIA en Miguel Delibes:

Tres pájaros de cuenta

A los tres les conocí siendo niño -aunque al cuco, que es un  pájaro escurridizo, sólo de oídas- cuando mi padre que era un hombre maduro, serio y circunspecto, se volvía niño también, en contacto con la Naturaleza, y nos enseñaba a distinguir el cuervo de la urraca, la perdiz de la codorniz, la alondra de la calandria y la paloma de la tórtola.

Diario de un cazador

Claro que la Doly es nueva y no parece le sobren vientos. En el arroyo trabajó mal y únicamente hizo tres muestras, una de ellas a una calandria. Mala cosa para un pointer, aunque sea nuevo, hacerle una muestra a una calandria.

Diario de un cazador

Luego don Ángel dijo: “Aves”, y empezaron a desfilar patos, gallinas, jaulas de canarios, calandrias y jilgueros, todos emperifollados con lazos y cintas de colores.

Las perdices del domingo

(...) y la Tula empezó a alargarse, a hacer posturas falsas, a entretenerse con ratones y calandrias (...)

El niño de ciudad, metido en su colegio y en sus estudios, puede que sepa que existe la calandria sólo por el “Romance lírico del prisionero”. Quizá nunca la ha visto. Quizá nadie le habló de ella.

Miguel Delibes con sus novelas de caza y campo ha abierto una puerta grande a las gentes de la ciudad y les ha descubierto a la calandria, el ruiseñor, el chotacabras, el aguanieves… Miguel Delibes ha sabido ponerle puertas al campo, solo que no para cerrarlo, sino para abrirlo y entrar en él.

Nombre científico: Melanocorypha calandra.

Nombre común más empleado: calandria. Otro nombre castellano: recachadera

Biología de la calandria

La calandria es ave de espacios abiertos, más grande que alondras y terreras. De color terroso en el dorso y blanquecino en el vientre, con una mancha negra muy llamativa en el cuello y una minúscula cresta.

En invierno vive en bandadas. Al comenzar la primavera, los machos hacen su vuelo de reclamo: lanzan su llamada mientras vuelan muy arriba y, de repente, se dejan caer en un picado.

La hembra hace un nido tosco, forrado de hierbas, al pie de una roca o un matorral. Incuba ella sola unos 5 huevos. Ambos padres alimentan a los pollos, que a los 20 días ya vuelan con ellos.  

Aprovechan el alimento estacional: en meses fríos, semillas, brotes o granos perdidos. En meses cálidos y húmedos, pequeños arácnidos, insectos, moluscos… 

Situación en Castilla y León 

Nuestra región es la mayor reserva española de calandrias, con más de 1 millón de parejas. Tierra de Campos es uno de los hábitats más importantes del mundo. 

Su número actual parece estable, a pesar del cambio de explotación del campo y el abuso de pesticidas.   

CNEA: “de interés especial” (gran importancia insectívora)

LRAE: no figura.

  • Descargar la ruta Mi vida al aire libre. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Volver a la ruta Mi vida al aire libre

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid