Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización

El río Duero atraviesa la provincia de Valladolid de este a oeste, acompañando su recorrido el GR-14 “Senda del Duero” (Camino Natural - “Caminos Naturales” es una marca registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas a favor del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.)

Recorrido de las etapas 10 y 11 de la Senda del DueroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoComo quiera que las etapas 11, 12 y parte de la 13 discurren entre los viñedos que dan nombre a una de las 5 Denominaciones de Origen de Vino con que cuenta la provincia de Valladolid, D.O. “Ribera del Duero”, creo que es importante recordar que la sede del Consejo Regulador de esta Denominación de Origen se encuentra en Roa, kilómetro 0 de esta etapa 11 y que, además de este denominador común que es el vino, cuenta con otros datos históricos que la vinculan con la provincia de Valladolid.

La etapa 11 discurre entre Roa y Peñafiel, separados ambos municipios por 24 kilómetros (siempre referidos al recorrido de la Senda) que desarrollamos en 4 jornadas (26 de enero, 9 de febrero, 4 y 22 de mayo de 2013, respectivamente), recordando que, el tramo correspondiente a cada jornada, lo realizamos en ambos sentidos.

Ubicados en la margen derecha del río después de abandonar la izquierda al finalizar la etapa 10 que nos trae hasta Roa cruzando su Puente Mayor. Al final de éste y a la izquierda, dirección casco urbano, tenemos el panel informativo de la etapa 11, así comola “marca” del GR-14 (dos bandas horizontales blanca y roja) en un poste de luz. Debemos estar atentos a las diferentes marcas identificativas, sobre todo cuando la Senda, como es el caso, discurre por núcleos urbanos.

Poste con vitola de la Senda del DueroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl km. 0, no obstante, está ubicado en la calle Tenerías, esquina con el Camino vecinal del mismo nombre, tomando éste para seguir la marcha.

Estamos a finales del mes de enero de 2013, cuando esta “Senda del Duero” lleva recorridos 303 kilómetros desde su inicio en las “Fuentes del Duero”, dentro del término municipal de Duruelo de la Sierra (Soria).

Debido a las lluvias de la semana anterior, el camino, en algunos tramos, se vuelve un poco incómodo e impracticable para realizarlo, por ejemplo, en bicicleta; andando, en cambio, vamos sorteando las zonas “embarradas”.

Abandonamos Roa al encuentro de la provincia de Valladolid, contemplando ya las extensiones de viñedos (en espaldera) con sus cepas desnudas. Oímos el sonido que producen los cormoranes en su contacto con el río al posarse en él o por el movimiento de sus alas cuando están posados sobre alguna estaca o tronco de árbol. Movimiento necesario para secar sus alas que, a diferencia de otras aves, no son tan impermeables; de ahí su “pose” con las alas extendidas, después de los “trabajos” de buceo para conseguir alimento bajo las aguas.

El río aún no es muy caudaloso, pero sí más de lo que debe ser habitual debido a las últimas lluvias. Discurre con rapidez sorteando las ramas y troncos que ha ido arrastrando a su paso y que, en ocasiones, van quedando anclados al fondo, sirviendo a su vez de reposo a algunas aves migratorias y “residentes”.

Avanzando en la ruta vemos en la otra margen, La Cueva de Roa (que toma su nombre de Beltrán de la Cueva).

Vamos paralelos al río y muy próximos a él. Una vez pasado el km. 7 y la central eléctrica “El Vergueral”, vemos unas marcas compartidas con el GR-14. Son Sendas de pequeño recorrido, algunas circulares, como la del “Balcón del Duero”.

En la margen izquierda del río, viñedos y, en menor extensión, los que tenemos a nuestra derecha, en el sentido de la marcha. Al fondo, pequeñas elevaciones del terreno. Finalizamos este tramo en el km. 8, a un kilómetro del siguiente núcleo de población, San Martín de Rubiales, último municipio de la Senda de la provincia de Burgos.

Retomamos la etapa el sábado día 9 de febrero, después de una semana copiosa en precipitaciones de nieve que nos impidió realizarla en el fin de semana anterior. El día es frío, con una temperatura entre los 0ºC y el -1ºC, nublado. La lluvia y la nieve nos han dado una tregua.

Llegamos a San Martín de Rubiales, km. 9 de la Senda. Por un tramo asfaltado (La Avda. de la Paz), avanzamos ahora distanciados del Duero para volver a tomar contacto con él en los siguientes 2 kilómetros. El paisaje sigue alternando viñedos con tierras de labor, algunas también “desnudas” (en otras vemos asomar, tímidamente, tonalidades verdes).Al igual que la cepas, desnudos están los árboles de hoja caduca que el único verde que nos ofrecen es el del musgo que cubre sus troncos y algún pino que se nos presenta tanto de forma aislada en las laderas de pequeñas elevaciones o formando grupos. Vemos igualmente, dentro de este paisaje, rocas de un considerable tamaño, a veces suspendidas sobre la ladera del camino o en la pendiente que baja hacia el río, que ahora vigilamos más de cerca.

Entramos en la provincia de Valladolid, en el pago denominado “La Raya”, entre los kilómetros 13 y 15, cuando han discurrido ya 316 km. desde su inicio, correspondiendo los, aproximadamente, 165 kilómetros siguientes a tierras vallisoletanas, antes de adentrarnos en la provincia de Zamora.

Arcos encargados de pasar el Canal de Riaza desde la margen izquierda a la derecha del DueroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoA unos 3 kilómetros antes de llegar a Bocos, vemos un puente sobre el Duero, sustentando dos tubos de acero formando dos arcos curiosamente pintados de amarillo, encargados de traer a esta orilla por la que seguimos el itinerario de la etapa, es decir, la derecha, el agua del Canal del Riaza para seguir su recorrido hasta Olivares de Duero.

A escasa distancia, avistamos otro puente, esta vez metálico, por el que discurre la línea de ferrocarril en desuso de VALLADOLID-ARIZA, objeto en muchas ocasiones de recuperación, desde instituciones públicas y/o Asociaciones, como “vía verde” y como reclamo turístico. Tiene su origen en la capital vallisoletana y que, cual Guadiana, respecto de nuestra Senda, vemos a lo largo de las siguientes etapas, tramos de vía, apeaderos y puentes (que, aparentemente, de forma caprichosa cruzan una y otra vez el Duero o, como en Peñafiel, su afluente, el Duratón) de las características de éste que observamos ahora cerca de Bocos de Duero y que nos evocan estructuras de construcciones de Gustave Eiffel.

Finalizamos esta jornada en el km. 15, a 2 kilómetros de alcanzar Bocos.

Debido a las inclemencias del tiempo retrasamos la ejecución de la etapa hasta el mes de mayo. Unas veces por nieve, que no hubiera facilitado la realización del trayecto aunque el paisaje, a buen seguro, hubiera sido un regalo, y otras veces por las intensas lluvias caídas desde finales del invierno y hasta bien entrada la primavera, que han conseguido que las crecidas del Duero, alimentado a su vez por las crecidas de algunos de sus afluentes, hayan provocado su desbordamiento.

Retomamos pues, nuestra ruta, el sábado día 4 de mayo, mes por excelencia de explosión de colores. El paisaje ya no tiene nada que ver con el que dejamos en el mes de febrero y el km. 15 que recuperamos de nuevo nos ofrece un verde intenso recién estrenado que relaja la vista del espectador, al igual que el colorido de los árboles y su floración.

Nos dirigimos a Bocos. Esta vez el camino, que nos ha alejado del Duero, se hace cómodo de transitar en este tramo. Volvemos a sentir la presencia del río en el km. 17 antes de entrar al municipio.

Mayo de 2013 - Buitres en el Pico Gurugú, Bocos de DueroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSuperada la señal de ubicación de Bocos, nos recibe un pico, el Pico Gurugú, que nos obliga a detenernos ante él y, con sorpresa, observamos en lo alto unos cuantos ejemplares de buitres que llaman nuestra atención.

Al margen de esto, existe en el municipio un itinerario señalizado que invita a una futura visita para ascender al Pico Gurugú que a buen seguro ofrece unas magníficas vistas del Valle del Duero.

A su vez, Bocos forma parte del paraje natural denominado “Valle del Cuco”, junto con Valdearcos de la Vega, Corrales de Duero, San Llorente y Curiel de Duero, siendo el arroyo del Cuco su denominador común, desembocando en el Duero aquí en Bocos. Quiero deducir que si el nombre del Valle le viene dado por el nombre del arroyo, éste a su vez lo tome de este peculiar pájaro, “el cuco”, que nos va a acompañar, con su familiar canto a lo largo de esta etapa, que lo hará con más intensidad, y de las siguientes. Canto que se une al de otro sinfín de aves que conforman una estructurada orquesta.

A continuación, la Senda nos conduce a un parque habilitado con mesas de madera y que lleva por nombre “Villa del Prado”, situado entre el arroyo y el Duero. Este entorno nos deja ver los efectos de las intensas lluvias del invierno que hace que el puente que cruza el arroyo se encuentre cortado por la fuerza de la riada que lo ha derribado, así como parte de una pasarela de madera que existe más adelante junto al río. Esto nos obliga a abandonar el trazado de la Senda en este punto para ir al encuentro del siguiente hito kilométrico por la calle La Plaza del municipio, en busca del algún camino que nos reconduzca a la Senda y que esté transitable. De esta forma logramos descender al sendero y pronto alcanzamos, muy próximos al río, los hitos correspondientes a los kms. 19 y 20 que debemos abandonar de nuevo, porque la proximidad del río ha hecho que el camino esté resquebrajado, impracticable y cortado al paso.

Finalizamos la jornada, en el km. 21, un poco accidentada por las irregularidades del terreno en la Senda.

22 de mayo 2013 - Cepa aislada próxima a Curiel de DueroImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoRegresamos a este punto el 22 de mayo, siendo el trazado más cómodo, próximo al río, con más abundancia de vegetación, más colorido y con las cepas de los viñedos que nos muestran sus primeros brotes verdes.

Antes de llegar al hito del km. 22 distinguimos a nuestra derecha el castillo de Curiel de Duero; a nuestra izquierda y del otro lado del Duero, el castillo de Peñafiel, más alejado tanto en perspectiva como en distancia que el primero, ofreciéndonos ambos unas magníficas vistas. Seguimos el camino, invadido de vegetación a ambos lados, con el intenso rojo de las amapolas mezclado con el verde, amarillo y otras tonalidades propias de la estación en la que estamos, la primavera. A pesar de todo, el trazado es cómodo de caminar y vemos cepas que, como escapadas de las que se encuentran perfectamente alineadas en cerros, se asoman y se acercan vertiginosamente al Duero como si quisieran sacar provecho de sus aguas y, en la otra orilla, la mano del hombre es la que las acerca de forma deliberada.

22 de mayo de 2013 - Viñedos y castillo de Curiel al fondo pasado el km. 22 de la etapaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoA escasos metros de haber sobrepasado el km. 22, el camino nos reconduce a una carretera asfaltada. Antes de retomar el camino, un conjunto de señales de dirección de la Senda nos invita a efectuar un desvío a Curiel de Duero o bien a continuar ésta, muy estrecha ahora y en ocasiones interceptado por el apropiamiento que de ella efectúa la exuberante vegetación, producto de una primavera abundante en lluvias.

Llegamos al km.24, después de cruzar un puente de piedra, y continuamos por un paso inferior sobre el que pasa la carretera de Pesquera de Duero, estrecho, apenas se distingue el camino por la vegetación y que identificamos por los postes del GR que nos indican que la dirección es la correcta. A la vista tenemos todo el material arrastrado por el río en las últimas crecidas y que ha quedado en sus márgenes. Cambiamos así de la orilla derecha, por la que ha discurrido toda la etapa hasta ahora, a la izquierda del río Duero para llegar hasta la desembocadura del río Duratón en Peñafiel; río que, para continuar deberíamos cruzar a través de una pasarela de madera que ha sido arrastrada por la crecida del río Duratón, tal como nos indican los trabajadores de la empresa encargada de sustituir ésta. Esto nos obliga a desandar este último kilómetro y localizar el punto al que nos hubiera llevado esta pasarela para realizar los últimos 2,5 kilómetros, compartidos con los primeros de la etapa 12. De esta forma, finalizamos la etapa 11.

22 de mayo de 2013. Río Duero y castillo de Peñafiel, al fondo, pasado el km. 22 de la etapaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoQuiero recordar que las copiosas lluvias de finales de marzo de 2013 así como el deshielo, favorecieron que, tanto el Duero como muchos de sus afluentes se extralimitaran de su jurisdicción (o no) anegando a su paso zonas agrícolas, localidades, carreteras, etc. y, por supuesto, tramos de esta SENDA DEL DUERO (buena parte de los senderos, pasarelas de madera, señales…), dejándonos imágenes alarmantes, situación de alarma que se ha mantenido más allá de la Semana Santa y bien entrado el mes de abril, y que, como lado positivo, han hecho que los embalses de la Comunidad estén al 85% de su capacidad.

A pesar de todo, no quiero dejar esta etapa con el malestar de pensar en una pasarela inexistente para salvar el río Duratón, por lo que destaco que después de posponer la etapa siguiente (etapa 12 entre PEÑAFIEL Y QUINTANILLA DE ONÉSIMO), al regresar el 10 de agosto nos encontramos una nueva pasarela que sustituye a la anterior y de la que dejo constancia gráfica destacando el hecho de que se puedan experimentar sensaciones contradictorias. El espacio que este puente-pasarela ocupa, además del impacto que pueda suponer, impide ver la desembocadura del Duratón en el Duero en toda su extensión; sin embargo, la belleza en el diseño de la estructura y los materiales empleados son dignos de admirar.

De igual manera, comprobamos con posterioridad que, en el último recorrido de esta etapa, se han añadido paneles informativos y se ha reparado la Senda de los daños sufridos por las crecidas de ambos ríos. Esto nos hace pensar que los tramos deteriorados en el término municipal de Bocos de Duero también se hayan podido beneficiar de estas reparaciones.

© Mili Álvarez Blanco

Fechas realización de la ETAPA 11:
AÑO 2013:
26 de enero: Roa - San Martín de Rubiales (término municipal): km 0 a 8
9 de febrero: San Martín de Rubiales - Bocos de Duero: km. 8 a 15
4 de mayo: Bocos de Duero - Peñafiel (término municipal): km 15 a 21
22 de mayo: Peñafiel: km. 21 a 24

Información de la etapa:
http://www.magrama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/caminos-naturales/caminos-naturales/sector-noroeste/duero/etapa11/Duero_Etapa11.aspxEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Datos de la ruta

Circular: No

Dificultad: media

Longitud: 24 km

Señalizada:

Tipo de ruta: a pie

Listado de municipios de la ruta
Mapa de la ruta

Buscador de rutas

Criterios generales
Datos de la ruta
Longitud ( - )
 - 

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid