Turismo Provincia de Valladolid

Saltar al contenido

Provincia de Valladolid. Mucho que ver contigo

Planifica tu visita

Características de los contenidos a buscar
Fin ( - )
 - 
Inicio ( - )
 - 
Categorización

Vista general de Valladolid con el rio PisuergaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto La ciudad de Valladolid, con una población cercana a los 350.000 habitantes, es hoy la capital de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Su origen está unido a la repoblación de la línea del Duero durante la Reconquista. La teoría más aceptada es que surge como un pequeño núcleo rural estratégicamente situado en una elevación entre el ramal norte del río Esgueva y el río Pisuerga en la primera mitad del s. XI.

A finales del s. XI el Rey Alfonso VI dará el Señorío de la Villa a un noble leonés llamado D. Pedro Ansúrez, cuya escultura, obra de Aurelio Carretero (1903), puede verse en la Plaza Mayor.

Son muchos los monarcas cuya Corte itinerante se asienta en la ciudad, sin embargo la época de mayor esplendor comenzará en el tránsito con la Edad Moderna por ser asiento de la Real Audiencia y Chancillería, el Tribunal Superior de Justicia de la época, que la convierte en núcleo administrativo del Reino.

En la desaparecida Casa de las Aldabas, calle Teresa Gil, nace en 1425 Enrique IV y en el Palacio de los Vivero se casan en 1469 los Reyes Católicos.

Esta época de esplendor continúa durante el reinado de Carlos V y finaliza en 1561 cuando Felipe II, nacido en el Palacio de Pimentel en 1527, decreta el traslado de la Corte a Madrid. De 1601 a 1606 Valladolid volverá a ser asiento de la Corte con el título de Capital, y aquí nacerá en 1605 Felipe IV y su hermana Ana, futura reina de Francia y madre de Luis XIV.

Durante los seis años escasos que Felipe III y Margarita de Austria residieron en el llamado Palacio Real son muchos los personajes históricos que pasaron por la ya Ciudad de Valladolid: Pedro Pablo Rubens, Cervantes, Quevedo...

Tras decretarse el regreso de la Corte a Madrid la ciudad entra en un periodo de decadencia que comparte con el resto de Castilla y que finalizará en la segunda mitad del s. XIX con la llegada del ferrocarril y del Canal de Castilla.

Comienza entonces un primer proceso de industrialización dirigido por una burguesía que nos ha dejado multitud de edificios historicistas o eclecticistas en la ciudad como el Pasaje Gutiérrez o el Teatro Calderón.

El Valladolid de hoy es, sobre todo, una ciudad moderna cabeza de una región que apuesta decididamente por el futuro. Cuenta con una moderna red de autovías, un aeropuerto y un ferrocarril  con trenes de alta velocidad,  así como una creciente y cuidada infraestructura hotelera que brinda al visitante los mejores servicios.

Su variada oferta turística y cultural cuenta con el Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano, Museo de la Ciencia y la Semana Internacional de Cine hacen de Valladolid una auténtica ciudad de la Cultura.

El mejor modo de conocer Valladolid es paseando por sus calles, descubriendo su riqueza monumental, sus palacios remozados, sus iglesias, la arquitectura civil, sus plazas, conocer personajes y acontecimientos que han conducido la vida de la ciudad.

Comenzamos el paseo en la Plaza Mayor, antigua Plaza del Mercado, que sigue siendo hoy uno de los focos de la ciudad. Su fisonomía actual es fruto de la reconstrucción tras el gran incendio de 1561 que destruyó la zona comercial de la ciudad. Fue el arquitecto Francisco de Salamanca por orden de Felipe II quien diseñó la primera Plaza Mayor unificada en fachadas de España que servirá de modelo a otras posteriores. Juan de Herrera diseñó el Ayuntamiento que fue sustituido a principios del s. XX por el actual edificio, una obra eclecticista de Enrique Repullés y Vargas. Este espacio urbano ha sido inmortalizado en numerosas obras literarias como El Licenciado Vidriera de Cervantes o El Hereje de Delibes ya que no sólo era lugar de mercado sino de todo tipo de espectáculos públicos como corridas de toros o Autos de Fe como el del Doctor Cazalla de 1559.

Abandonamos la Plaza por la calle de Jesús donde se encuentra una de las Cofradía Penitenciales de Valladolid, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, para llegar al Monasterio de San Benito el Real de Valladolid. Los benedictinos se instalaron en la ciudad en 1390 al donarles el rey Juan I de Castilla los Reales Alcázares (un Alcazarejo de finales del s. XII y el Alcázar Mayor de principios del XIII). La iglesia obra de Juan de Arandia se elevó entre 1499 y 1515, el pórtico es posterior obra de Rodrigo Gil de Hontañón.

El monasterio fue trazado por Juan de Rivero Rada, aunque nunca fue finalizado en su totalidad, de los cuatro patios que se levantaron se conservan tres: el de la Hospedería, el de Los Novicios y el llamado Patio Herreriano o patio procesional sede del Museo de Arte Contemporáneo de Valladolid.

El edificio fue ocupado durante la invasión napoleónica, perdiéndose gran parte de su patrimonio artístico (el retablo de Alonso Berruguete y la sillería de abades pueden verse en el Museo Nacional de Escultura). Coincidiendo con las Guerras Carlistas pasó a ser junto al vecino convento de San Agustín cuartel del ejército.

En la calle de San Ignacio podemos ver aún algunos palacios mandados levantar por los nobles que acompañaban a la Corte como el palacio de los Arenzana, de los marqueses de Valverde o de Fabio Nelli de Espinosa, hoy Museo de Valladolid.

En esta calle se encuentra la iglesia de San Miguel y San Julián, antigua iglesia del Colegio de la Compañía de Jesús en Valladolid. En su interior pueden admirarse numerosas obras de arte como un Cristo Yacente de Gregorio Fernández del s. XVII.

De camino hacia la Plaza de San Pablo no debemos olvidarnos de ver la antigua plaza de Toros de Valladolid del s. XIX, hoy casa de vecinos, llamada Plaza del Viejo Coso.

Por la Plaza de Santa Brígida y la calle de San Diego, donde se encuentra el Palacio del Licenciado Butrón del s. XVI hoy Archivo de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, llegamos a la plaza de San Pablo, antiguamente conocida como Plaza de Palacios, por ser el lugar donde se asentaba la Corte.

La iglesia de San Pablo posee una de las fachadas del gótico hispano flamenco más conocidas de la ciudad. El edificio actual es del s. XV. La fachada pertenece a dos momentos y dos estilos diversos: la parte baja y el remate es obra gótica de Simón de Colonia y el mecenas fue Fray Alonso de Burgos, la parte superior es de comienzos del s. XVII cuando es patrono el valido de Felipe III, el Duque de Lerma, cuyos escudos campean en las torres laterales y sobre la columnata exterior.

Junto a la iglesia se encuentra el Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura de finales del s. XV. En el exterior destaca la fachada del gótico final y en el interior se guarda una colección de esculturas del s. XIII al XVIII donde se encuentran representados artistas de la talla de Alonso Berruguete, Juan de Juni o Gregorio Fernández. El Museo cuenta con otros dos edificios históricos: el palacio del Conde de Gondomar y la iglesia de San Benito el Viejo y el Palacio de Villena del s. XVI.

De nuevo en la Plaza de San Pablo podemos admirar la fachada del Palacio Real, hoy edifico militar, mandado construir en el s. XVI por D. Francisco de los Cobos y Molina, secretario del emperador Carlos V, convertido en Palacio Real con la llegada de la Corte de Felipe III y Margarita de Austria. Fue aquí donde el día de Viernes Santo de 1605 nació el futuro Felipe IV.

Frente al Palacio Real se encuentra el Palacio de Pimentel, sede de la Diputación Provincial de Valladolid, lugar en el que nació en 1527 Felipe II. En el zaguán se pueden ver unos azulejos que nos hablan de la vida del monarca en relación con Valladolid.

Detrás de Pimentel se encuentra la casa natal del poeta romántico José Zorrilla nacido en 1817, hoy museo municipal.

Siguiendo la calle de las Angustias llegamos a la cofradía penitencial de las Angustias cuya titular es una talla de Juan de Juni de mediados del s. XVI.

Frente a ella el Teatro Calderón, sede del Festival de Cine de Valladolid, SEMINCI, edificio construido en el s. XIX .

Detrás del teatro se encuentra la Cofradía Penitencial de la Vera Cruz, la más antigua de la ciudad, en cuyo interior pueden admirarse varios pasos de procesión del s. XVII de Gregorio Fernández.

Desde la Cofradía de las Angustias llegamos a la iglesia de la Antigua, cuya torre del s. XIII es el único elemento románico que se puede ver en la ciudad, la iglesia es de estilo gótico.

Al lado se encuentra la Plaza de la Universidad, presidida por una estatua de D. Miguel de Cervantes, que vivió en Valladolid de 1603 a 1606 en una casa de la actual calle Miguel Íscar, hoy convertida en casa - museo. Del antiguo edificio de la Universidad sólo nos queda la fachada lateral barroca obra de los hermanos Tomé del s. XVIII.

Cerca de la Universidad se encuentra el Palacio de Santa Cruz, sede del Rectorado, cuya fachada es el primer elemento renacentista que se construye en España a finales del s. XV. Fue mandado construir por el Cardenal Mendoza y en su interior guarda una importante biblioteca que incluye un beato mozárabe miniado, el de Valcabados.

Cerca se encuentra la Casa Colón, museo municipal construido en el s. XX siguiendo el modelo del palacio de Diego Colón, hijo del almirante, en el isla de Santo Domingo.

De nuevo en la Plaza de la Universidad podemos ver la catedral, edificio diseñado por Juan de Herrera hacia 1580, iniciándose las obras a comienzos del s. XVII sin llegarse a finalizar. En el interior destaca el retablo mayor de Juan de Juni y el museo diocesano instalado en las capillas funerarias de la 2ª colegiata.

De camino a la Plaza Mayor, final de nuestro recorrido, no podemos dejar de ver un pasaje comercial modernista del s. XIX, el Pasaje Gutiérrez, ni el Patio de las Tabas en la calle Santiago (conocido así popularmente porque el claustro de este antiguo convento de las Comendadoras de Santa Cruz está decorado con cantos de río y huesos de cordero).

Al final de la calle Santiago está la Plaza Zorrilla, con la escultura del poeta romántico, la Academia de Caballería, un edificio eclecticista de principios del s. XX, el Campo Grande, un jardín romántico de finales del s. XIX, y el Real Colegio de los Agustinos Filipinos, edificio neoclásico de Ventura Rodríguez del s. XVIII, que alberga un Museo de Arte Oriental, chino y filipino.

RUTAS TURÍSTICASEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Se han diseñado 14 rutas diferentes para que de forma indivual y autoguiada puedas conocer  todos los atractivos y principales monumentos de nuestra ciudad, sin horarios, sin inscripciones y sin fecha. Seguro que entre ellas encuentras más de una de tu agrado.


GASTRONOMÍA.

La gastronomía vallisoletana aúna tradición y modernidad.  Se aconseja, como estrella culinaria, el asado de lechazo, acompañado de "Pan de Valladolid, Marca de Garantía" y de alguno de los vinos de las cinco denominaciones de origen: Rueda, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León, además de los Vinos de la Tierra de Castilla y León. Destacan otras elaboraciones tradicionales como las sopas de ajo y castellana, o los platos de caza propia de los campos de Castilla, el queso de oveja de Valladolid, las pastas confeccionadas según recetas ancestrales, como los mantecados de almendra, o chocolates artesanos que alcanzan aquí un nivel excepcional.

No podemos olvidar las  "Tapas", cocina en miniatura que ha dado a la gastronomía española fama internacional y de la que Valladolid ostenta el título indiscutible de Capital de la Tapa. Cada otoño, los más destacados chefs de todo el país se dan cita aquí para competir en el "Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid". El resto del año las barras de nuestros bares y restaurantes se llenan de estas deliciosas joyas como perfecto acompañamiento de los vinos más prestigiosos de España.
 

FIESTAS.

En las fiestas y ferias vallisoletanas el aspecto lúdico se imbrica con la tradición y la cultura. Un buen ejemplo de ello es la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. O las ferias del Libro y de la Artesanía. Las celebraciones de San Pedro Regalado y de Nuestra Señora de San Lorenzo son las que más protagonismo y relevancia adquieren en Valladolid por ser los patronos de la misma.

Más información: www.info.valladolid.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Coordenadas GPS

Información meteorológica

Hoy martes 6
Poco nuboso
12°C
4°C
0%
miércoles 7
Poco nuboso
8°C
3°C
5%
jueves 8
Muy nuboso
10°C
2°C
0%

Dónde encontrarlo

No te pierdas...

  • Semana Santa - Valladolid

    Semana Santa en Valladolid

    Declarada de Interés Turístico Internacional, la Semana Santa de Valladolid es una de las principales exposiciones de imaginería religiosa del mundo. Asentada en una larga tradición que hunde sus raíces en el siglo XV, conoció su época dorada en el s. XVII...
  • Plaza Mayor

    Plaza MayorValladolid

    De forma rectangular. En el centro hay una estatua del conde Ansúrez de Aurelio Carretero (1903). La plaza fue reconstruida después del incendio de 1561 por Francisco de Salamanca. El proyecto fue supervisado por Juan Bautista de Toledo y por Felipe II, que quiso que la reconstrucción mejorara el trazado de la plaza y calles adyacentes (Rinconada, Cebadería, Corrillo, Ochavo, Platerías, Cantarranas, Conde Ansúrez, Guadamacileros, Rúa Oscura, Cantarranillas, Orates y Libertad). El proce...
  • Museo Nacional de Escultura

    Museo Nacional de EsculturaValladolid

    Instalado en el antiguo Colegio de San Gregorio, el edificio fue construido a fines del siglo XV por iniciativa de Fray Alonso de Burgos, con el objetivo de formar a frailes dominicos. Es uno de los mejores ejemplos de gótico hispano flamenco, destacando el patio, la fachada y la escalera, con una abundante decoración, característica del estilo.

Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Valladolid
Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44
47003 Valladolid - España
Tel.: +34 983 42 72 59
turismo@dip-valladolid.es

Acceso privado
Tecnología Proxia®
© Patronato de Turismo - Diputación Provincial de Valladolid